El herpes en la lengua es una infección causada por el virus denominado VHS o HSV (tipo 1). En verdad se trata de una variante del herpes bucal u oral, que puede afectar a la boca en su totalidad.

Herpes en la lengua

Llagas en la lengua

Es decir, la infección también puede afectar a otras partes de la boca y zonas adyacentes, pero su manifestación en la lengua es una de las más incómodas.

Esta enfermedad causa llagas dolorosas y, en ciertos casos, puede ocasionar otros síntomas, tales como dolor muscular y fiebre.

Pero atención: no debes confundirlo con una afección llamada «aftas» que presenta heridas algo parecidas, pues hay algunas diferencias importantes.

Las aftas sólo ocurren dentro de la boca, no en los labios o en la superficie de la piel. Además,  no son infecciosas, o sea, son simples úlceras bucales que no se pueden contagiar de otra persona.

En contrapartida,  el herpes lingual es altamente contagioso  y el beso es uno de los grandes responsables por su propagación.

Vive la vida sin herpes

Las etapas del herpes en la lengua

Así como ocurre con otros tipos de herpes simple, luego de la infección inicial el virus pasa por 3 etapas:

1- Infección primaria

El virus entra en la piel o en la membrana mucosa, se multiplica y causa el primer brote.

Puede dar fiebre y aparecen ampollas en la lengua y otras partes de la boca.

2- Etapa latente

Desde el sitio infectado, el virus se desplaza a lo largo de las vías nerviosas hasta la columna vertebral, y se instala en una zona que los médicos denominan «ganglio de la raíz dorsal».

El virus sigue allí, sin causar ningún problema y se vuelve latente. Puede permanecer de ese modo durante muchos años.

3- Etapa recurrente

Cuando ocurre una baja en el sistema inmunitario, el virus puede «despertarse» y causar un nuevo brote.

También hay alguna evidencia que sugiere que factores tales como la exposición excesiva a la luz ultravioleta, la fiebre, el cansancio físico y los cambios en los niveles hormonales pueden jugar un papel importante en las recurrencias.

Los síntomas del herpes lingual

Antes de que aparezcan las lesiones, la mayoría de las personas que padecen esta enfermedad tienen una  sensación de hormigueo o picazón  en el sitio infectado.

Luego aparecerán  grupos de ampollas .

Las ampollas se reventarán bastante rápido y darán lugar a  úlceras pequeñas, superficiales, blanquecinas o grises en una base roja .

Luego de algunos días (el tiempo es variable) se forman  costras amarillentas  con aspecto seco.

El dolor más intenso se manifiesta al comienzo del proceso de formación de las ampollas y puede dificultar la ingesta de alimentos y bebidas.

Además de las lesiones linguales, otras partes de la boca (tales como las encías, los labios y también la garganta) pueden verse afectadas y los ganglios linfáticos en el cuello pueden hincharse y volverse dolorosos.

Si le aparecen úlceras orales a un niño menor de 6 semanas de edad, notifícaselo a su médico. Las complicaciones severas de la infección se presentan con mayor frecuencia en los bebés.

Si su sistema inmunitario está debilitado por cualquier razón, es más probable que tenga complicaciones derivadas de la infección.

Solución para el herpes

En particular, las mujeres embarazadas deben consultar a su médico si notan una infección lingual.

¿Cómo se hace un diagnóstico definitivo del herpes de la lengua?

La mayoría de los médicos o dentistas pueden hacer un diagnóstico a partir de lo que les digas y observando tus llagas.

Las lesiones linguales tienen una apariencia muy típica que es muy clara.

Asimismo, si se necesita un diagnóstico definitivo, es posible realizar un examen de laboratorio del líquido de las ampollas.

¿Qué cuidados caseros puedes tener?

Cualquier analgésico que contenga ibuprofeno es ideal para la fiebre y los dolores musculares de la infección primaria.

Hay algunas investigaciones que sugieren que el Tylenol podría contribuir al desarrollo del asma en niños pequeños, así que es mejor que evites administrárselos.

¡Ten cuidado con la deshidratación!
Debido a que las llagas linguales son muy dolorosas, las personas generalmente tienen dificultad para comer o beber.

Para prevenir la deshidratación, debes intentar tomar agua fría casi continuamente durante el día.

Si tu lengua está demasiado dolorida, trata de beber agua helada en pequeños sorbos, casi constantemente.

Una infección por herpes lingual puede empeorar con las pastas dentales que contienen lauril sulfato de sodio, que es un agente irritante.

Este tipo de producto es básicamente una especie de jabón y hace que tu pasta haga mucha espuma para dar una sensación de que es más efectiva.

Por otra parte, cualquier persona cercana a tí debe evitar cualquier contacto físico con tus lesiones, especialmente con cualquier líquido que salga de las mismas.

Recuerda que dicho líquido está absolutamente lleno de virus y es muy contagioso.

Aproximadamente luego de unas dos semanas, las heridas habrán cerrado y todo volverá a la normalidad.

Bien, esto ha sido todo por hoy. Espero que estas informaciones sobre el herpes en la lengua te sean de bastante utilidad.

Déjame tus comentarios o preguntas relacionadas más abajo, te responderé a la brevedad.

¿Te gustó este contenido? Ayúdame a divulgarlo:

Entradas Relacionadas