El herpes en la garganta es una de las variantes del tipo oral o bucal. Por lo general la causa es una infección del virus simple tipo 1 (HSV-1), aunque en un 25% de los casos también puede ser causado por el tipo 2 (HSV-2).

Herpes en la garganta

Llagas producidas por el HSV

También se lo denomina faríngeo, bucofaríngeo u orofaríngeo, pues ataca a la faringe, aparte de las amígdalas y otras zonas de la boca próximas a la garganta.

Como ocurre con otros tipos de herpes oral (labial, por ejemplo), su lesión característica es una ampolla llena de líquido de paredes muy delgadas sobre una base inflamada de la piel.

¿Cómo se contagian los fuegos en la garganta?

La propagación del virus por lo general se da a través del beso, no sólo en los adultos, sino también en los niños, cuando un adulto infectado les besa la cara.

A propósito, nunca le des un beso a un bebé en la boca, ¡es peligrosísimo!

En los niños el contagio también puede ocurrir cuando un adulto infectado los invita a beber algo en el mismo vaso. ¡Nunca lo hagas, pues puedes transmitirle varios tipos de gérmenes!

Vive la vida sin herpes

Entre los adultos, el contagio puede suceder por medio del sexo oral con una persona infectada. 

Por otro lado -también por medio del sexo oral-, una persona con una infección en cualquier parte de la boca, puede transmitirle el virus a los genitales de una persona sana.

Es importante destacar que la persona infectada no debe necesariamente tener lesiones visibles para transmitir el virus:

  • En primer lugar, porque al comienzo del brote las lesiones pueden no notarse mucho.
  • Pero además, porque el virus suele permanecer en la saliva por un cierto periodo (no muy largo) luego que las llagas se han cicatrizado.

¿Cuáles son los principales síntomas del herpes en la garganta?

Los signos más comunes de este tipo de la enfermedad son:

  • Dolor en la zona.
  • Fiebre y/o dolor de cabeza.
  • Deglución dolorosa.
  • Ganglios linfáticos inflamados.
  • Ampollas (vejigas) rojas y llagas en la garganta, amígdalas, faringe y otras zonas de la boca.

En los casos más graves de un brote, también puede haber dificultad para respirar e incluso para hablar.

Además, estos signos pueden presentarse juntos a otros síntomas característicos del tipo oral de la enfermedad, tales como el ardor o el hormigueo en los labios y en otras zonas próximas a la boca.

Cabe mencionar que las ampollas pueden ser de varios tamaños y formas.

Desde las individuales pequeñas y rojas que supuran, hasta varias ampollas que se unen para formar una más grande llena de líquido, que con el tiempo se revienta y finalmente cicatriza.

¿Cómo evoluciona la enfermedad?

Todos los síntomas mencionados suelen aparecer desde los dos días hasta las tres semanas luego de haberse contraído el virus.

Por lo general desaparecen luego de este período, de acuerdo con la evolución de la enfermedad.

Sin embargo, los brotes suelen volver a manifestarse hasta cuatro o más veces al año, siempre que haya un factor desencadenante, tal como un fuerte episodio de estrés, por ejemplo.

Asimismo, es importante destacar que los brotes siguientes suelen ser mucho menos severos y demorados que el inicial.

¿Cómo curar el herpes de garganta?

El tratamiento de un brote es realizado con los medicamentos antivirales utilizados para otros tipos del mismo virus, con la única diferencia de que sólo se administran por vía oral.

– Conoce algunas medidas para prevenir este y otros tipos de herpes oral

Este virus se ha diseminado muchísimo en los últimos años.

Solución para el herpes

Pero la causa de que esto haya ocurrido no es sólo porque se trata de un virus de muy fácil transmisión, sino también porque la mayoría de las personas no suele prevenirse.

A continuación, puedes ver algunos tips de prevención que pueden ayudarte:

  • Evita besar a alguien con signos de un brote bucal.
  • No le hagas sexo oral a alguien que tenga signos de una infección genital.
  • Evita recibir sexo oral de alguien con signos de un brote en la boca.
  • Usa preservativo en cualquier tipo de sexo que practiques con alguien que no sea tu pareja estable.
  • No compartas con nadie artículos de cuidado bucal, tal como el cepillo de dientes, por ejemplo.

Preguntas Frecuentes

A continuación puedes ver las preguntas que he recibido con más frecuencia sobre este tema, con sus respectivas respuestas:

– ¿El herpes en la garganta es peligroso?

Como ocurre con cualquier otra enfermedad, esta infección exige cuidados y necesita ser tratado. Raramente aparecen complicaciones severas, pero si el virus se desplaza hacia otras zonas, podría generar complicaciones severas, tales como queratitis (infección que afecta a la córnea) y encefalitis.

– ¿Cuánto dura una infección de este tipo?

La duración de los brotes suele ser de aproximadamente una semana. Pero en la infección inicial puede demorar hasta unos 20 días o más para que las lesiones se cierren totalmente.

– Me salieron llagas y bolitas rojas en la pared de la garganta, ¿puede ser herpes?

Puede serlo, pero también podría ser un síntoma de otras enfermedades. Es necesario que te hagas examinar por un médico para poder determinar la causa.

– ¿Las llaguitas y ampollitas que tengo en la garganta pueden ser debidas al virus VHS?

Sí, pero también podrían ser otras enfermedades con el mismo síntoma.

– Tengo una molestia en el fondo de la boca pero sin dolor, ¿puede ser herpes?

Si te refieres a hormigueo, adormecimiento o entumecimiento, podrían ser signos del inicio de un brote. Pero de todos modos un médico debe confirmarlo.

Más informaciones relevantes

Si te han salido llagas en la lengua, te recomiendo que veas las informaciones y consejos de esta otra entrada:

Bien, esto ha sido todo por hoy. Espero que te sea útil esta entrada sobre el herpes de la garganta y que tomes las medidas necesarias para cuidarte.

Déjame tus comentarios o preguntas relacionadas más abajo, te responderé a la brevedad.

¿Te gustó este contenido? Ayúdame a divulgarlo:

Entradas Relacionadas