Remedios caseros para la culebrilla (herpes zóster)

En esta entrada conoceremos algunos de los mejores remedios caseros para la culebrilla o herpes zóster. Esta enfermedad es conocida por causar dolor en los nervios, picazón, fiebre y ampollas llenas de líquido en varias partes del cuerpo.

Remedios caseros para la culebrilla

Pasta de bicarbonato de sodio para la culebrilla

Por supuesto que existen antivirales y otros medicamentos que un médico podría indicarte para tratar esta enfermedad, pero quizás tú te encuentres en algún lugar en que no tengas acceso a la atención de un profesional de la salud.

Afortunadamente, existen tratamientos caseros buenos para el herpes zóster, que no sólo mejoran los síntomas, sino que también pueden hacer que las lesiones se cierren mucho más rápido.

Un sistema inmunológico debilitado puede hacer que sea más probable de manifestarse y también que sus síntomas sean más severos.

En general, cualquier cosa que pueda  fortalecer el sistema inmunitario puede ser de gran ayuda, tanto para prevenir como para tratar esta enfermedad tan molesta.

6 remedios caseros para la culebrilla que pueden ayudarte

A continuación te presento algunas opciones de tratamiento para realizar en casa que verdaderamente dan un buen resultado.

1. Baños de curación

La limpieza diaria de las ampollas reduce el riesgo de propagación de la infección.

Para esto, lo mejor es que tomes un baño o una ducha de agua fría para calmar la piel, pero con un mínimo de frotamiento.

El frescor del agua puede aliviar el dolor de las ampollas de la culebrilla y calmar la comezón, lo que te ayudará a evitar el rascado.

Una buena opción para reducir los síntomas es que tomes un baño de curación.

(Sigue leyendo más abajo…)

También puede interesarte:

Algunos estudios sugieren que el extracto de avena puede humedecer la piel seca y calmar la piel sensible e inflamada. (1)

Los ingredientes activos de la avena que ayudan a reducir la inflamación incluyen flavonoides y saponinas.

Para realizar un baño de curación casero, vierte de 1 a 2 tazas de avena coloidal o almidón de maíz en agua tibia y remoja las heridas durante 15 a 20 minutos. No utilices agua caliente.

Luego seca bien tu cuerpo, pero recuerda que debes lavar la toalla para evitar el contagio del virus a otros miembros de tu familia.

2. Pasta de bicarbonato de sodio o almidón de maíz

Para aliviar naturalmente la picazón causada por un sarpullido de la culebrilla, prepara una pasta usando almidón de maíz o bicarbonato de sodio y agua.

Vierte dos cucharadas de maicena o bicarbonato de sodio en una taza, agrégale una cucharada de agua y mezcla bien hasta obtener la consistencia deseada para la pasta.

Aplícate la mezcla directamente en las ampollas, déjala que actúe por 10 a 15 minutos y luego enjuágate.

Repite la aplicación varias veces al día según sea necesario.

3. Compresas húmedas frías

Ponerte paños o compresas frías en la zona afectada puede ayudarte a aliviar la comezón y a reducir la inflamación.

causas del herpes labial

¿Cuáles son las causas del herpes labial?

El contagio del virus por lo general se da por el contacto directo de la piel con la zona infectada ...
Leer Más

Para esto, remoja ligeramente un paño de algodón natural o una toalla con agua fría y escúrrela antes de colocarla en las áreas doloridas y con comezón.

Puedes repetir la aplicación tantas veces al día como sea necesario.

El frío de la compresa puede reducir el dolor, pero es mejor no exponer la piel a temperaturas extremas, por lo que se debe evitar el uso del hielo o agua muy caliente.

El agua caliente puede retrasar la cicatrización de las llagas, mientras que el hielo puede aumentar la sensibilidad de la piel y empeorar el dolor. (2)

4. Remedios homeopáticos

También podrías considerar los remedios homeopáticos para aliviar los síntomas de herpes zóster.

La homeopatía es una medicina alternativa que adopta el enfoque de permitir que el cuerpo se cure a sí mismo.

Actualmente hay poca evidencia científica que apoye el uso de la medicina homeopática como tratamiento del herpes zóster. 

No obstante, hay pacientes que relatan mejorías de los síntomas con el tratamiento.

Si estás considerando usar algún remedio homeopático, asegúrate de discutirlo primero con un homeopata.

5. Hamamelis

Algunas hierbas medicinales también pueden ayudar a tu cuerpo a combatir el virus y a reducir los síntomas debidos al herpes zóster.

Los investigadores creen que el hamamelis es uno de los remedios naturales más efectivos para reducir la inflamación y la picazón de la culebrilla en muchas personas.

Es posible comprar hamamelis en una variedad de formas, las más comunes de las cuales son las cremas o el agua de hamamelis.

Puedes aplicarte hamamelis de forma tópica en áreas de irritación e inflamación para lograr alivio.

6. Miel

La aplicación tópica de miel en la erupción de la culebrilla es otro tratamiento natural científicamente respaldado

Un estudio in vitro de 2012 demostró que tanto la miel de manuka como la de trébol mostraron una actividad antiviral significativa contra el virus varicela-zóster.

Simplemente aplícate la miel directamente en las áreas problemáticas unas cuantas veces al día. (3)

Bueno, esto ha sido todo por ahora. Espero que estos remedios caseros para curar la culebrilla te sean de bastante ayuda.

Si tienes herpes, te recomiendo que conozcas: 

El tratamiento natural que me ayudó a curarme.

Déjame tus comentarios o preguntas relacionadas más abajo, te responderé a la brevedad.

Remedios caseros para la culebrilla (herpes zóster)
5 (100%) 1 vote
¿Te gustó este artículo? Compártelo con tus amigos:

Deja tu comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable por los datos: Milton Sena | Finalidad: Gestión y moderación de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento expreso | Destinatarios: Los datos que facilitas estarán hospedados en los servidores de la empresa Banahosting | Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. | Ve la información detallada sobre protección de datos en nuestra política de privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *