Si tu médico te ha diagnosticado herpes en los ojos, con toda seguridad te recetará enseguida medicamentos antivirales (tópicos u orales) para tratar tu infección.

Herpes en el ojo tratamiento

Tratamiento con colirio

En verdad el tratamiento del herpes ocular difiere un poco dependiendo del tipo y grado de la infección, como veremos en los próximos apartados.

Sígueme, que te guiaré paso a paso…

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para las infecciones del herpes en los ojos?

El tratamiento inicial es con medicamentos tópicos (frecuentemente un colirio, un gel o una pomada oftálmica de aciclovir) o antivirales orales.

En ciertos casos no tan frecuentes, la medicación intravenosa también puede ser necesaria, dependiendo de la respuesta del organismo a los otros medicamentos.

Los  medicamentos antivirales actualmente disponibles actúan suprimiendo la reproducción del virus , reduciendo así el número de virus activos.

Esto puede acortar la duración y severidad de la infección, pero además, reduce las probabilidades de una recurrencia.

Vive la vida sin herpes

Desafortunadamente, luego de décadas de estudios, la ciencia médica aún no ha encontrado (o por lo menos no ha divulgado…) un medicamento antiviral que sea capaz de curar definitivamente esta infección.

Los virus VHS y VVZ se incorporan en las células de ciertas partes de nuestro sistema nervioso, donde permanecen inactivos y silenciosos («latentes») durante meses o años, esperando una oportunidad para manifestarse.

Cuando el virus se vuelve «activo» por cualquier razón, comienza a reproducirse y parte de su progenie viaja a lo largo de un nervio hasta el sitio de la infección (en la piel o córnea).

Los medicamentos antivirales disponibles hoy en día sólo afectan a estos virus que se reproducen activamente, no a los que aun quedan latentes en el sistema nervioso.

¿De qué otra forma se puede curar el herpes en el ojo?

1. Antibióticos

Cuando la córnea se erosiona, se vuelve más vulnerable a una infección bacteriana secundaria.

En estos casos, además de los medicamentos antivirales,  se pueden usar gotas o ungüentos antibióticos preventivamente para reducir las probabilidades de que se desarrolle una infección bacteriana en la zona .

2. Hipotensivos

Por otra parte, la presión intraocular puede aumentar, como consecuencia de la hinchazón (inflamación) interna del ojo o como resultado de una infección por el virus directo en la red de canales de drenaje dentro del ojo.

Si es así,  también se prescribirá un medicamento para bajar la presión dentro de los ojos .

3. Antiinflamatorios

Las infecciones que afectan a la capa media de la córnea (queratitis herpética del estroma), la capa posterior de la córnea (endotelitis herpética) y el iris (iritis herpética) están asociadas con una inflamación significativa.

En estos casos, la inflamación de cualquiera de los tejidos del ojo puede requerir  medicamentos antiinflamatorios , tales como los esteroides.

Cuando la inflamación es crónica o recurrente, puede requerir varias series de tratamiento con esteroides.

– Tratamiento de la queratitis epitelial

Esta es la forma más leve de esta afección de la córnea, pues sólo afecta su capa más superficial.

En estos casos, la infección por el HSV generalmente disminuye por sí sola en unas pocas semanas.

Tomar de forma temprana medicamentos antivirales, puede ayudarte a minimizar el daño de la córnea y la pérdida parcial o total de la visión.

Tu médico te indicará gotas oculares antivirales o ungüentos, o incluso medicamentos antivirales orales.

Un tratamiento común es el medicamento oral aciclovir. Este fármaco oral puede ser una buena opción porque no tiene los efectos secundarios potenciales de algunos colirios, tales como el lagrimeo y la picazón.

Tu médico también puede  cepillarte suavemente la superficie de la córnea con un hisopo de algodón  para remover las células enfermas, luego de haberte aplicado gotas anestésicas.

– Tratamiento de la queratitis estromal

Este tipo de infección por HSV es la más dañina, pues ataca las capas centrales más profundas de la córnea, llamadas estroma corneal.

Es muy probable que la queratitis estromal produzca cicatrices en la córnea y pérdida de la visión.

Solución para el herpes

Además del tratamiento antiviral, el uso de  gotas oftálmicas esteroides  (antiinflamatorias) ayuda a reducir la inflamación en el estroma.

¿Hay algún tratamiento del herpes ocular que sea natural?

Por supuesto que hay hierbas medicinales que podrían ayudarte a atenuar los síntomas e incluso mejorar la infección, tal como ocurre con los otros tipos de la enfermedad.

Sin embargo, al tratarse de una zona extremadamente delicada, que si no se trata de forma apropiada puede llevarte a la pérdida de la visión,  es mejor que no uses remedios caseros para el herpes en los ojos .

El mayor inconveniente está en cómo conseguir la asepsia total de los elementos naturales que podrían ser utilizados para esta finalidad, pues estamos hablando de remedios caseros.

La decisión final es tuya, pero recuerda que lo que está en juego es tu visión.

Recuperación del herpes ocular

Para el tratamiento con gotas para los ojos, es posible necesites ponerte las gotas muy a menudo, dependiendo de la medicación que tu médico te recete.

Tendrás que seguir aplicándole las gotas durante un máximo de dos semanas. Con el aciclovir oral, tomarás las píldoras cinco veces al día, salvo indicación distinta de tu médico, por supuesto.

Deberías ver mejoría en dos a cinco días. Los síntomas deben desaparecer por completo en un lapso de dos a tres semanas.

– Recurrencia de la afección

Después de un primer brote, cerca del 20% de las personas tienen uno adicional al año siguiente.

Desafortunadamente,  tanto el HSV como el VVZ pueden reaparecer con una frecuencia impredecible en los ojos .

Las recurrencias frecuentes deben merecer un examen médico general para descartar cualquier afección subyacente que pueda debilitar el sistema inmunológico.

Para los pacientes con recurrencias frecuentes, tomar una dosis baja de un medicamento antiviral diariamente puede, en algunos casos, reducir la frecuencia de las mismas. Tu oftalmólogo te ayudará a determinar si ésta es una opción segura.

¿Cuáles son los riesgos y complicaciones de las infecciones que no se tratan?

En el peor de los casos, las infecciones que no se tratan pueden provocar ceguera y dolor crónico del ojo.

El tratamiento agresivo está dirigido a reducir las posibilidades de cicatrices, problemas de presión dentro de los ojos y daño directo a los tejidos oculares.

Cabe destacar que varios brotes múltiples dañan la córnea. Las complicaciones incluyen:

  • llagas (úlceras);
  • entumecimiento de la superficie corneal;
  • perforación de la córnea.

Si la córnea está lo suficientemente dañada como para causar una pérdida significativa de la visión, es posible que se necesite hacer un trasplante de córnea (queratoplastia).

¿Cuál es el pronóstico de las infecciones oculares por herpes?

La mayoría de las queratitis por herpes simple (infecciones oculares por HSV) se limitan a la capa externa de la córnea y se resuelven en un par de semanas con terapia antiviral, dejando muy poco o ningún daño permanente.

Pero las infecciones de las capas más profundas del tejido pueden tener una tasa de complicación más alta debido a la inflamación.

El zóster que involucre la capa externa de la córnea también puede resolverse en un par de semanas con terapia antiviral.

Sin embargo, no es raro que una sensación de ardor dolorosa persista en la zona de la erupción cutánea durante meses (o incluso años).

Esto se conoce como neuralgia postherpética y a veces requiere tratamientos para el control del dolor.

Ambos tipos de infecciones en los ojos por este virus  pueden dejar cicatrices residuales en la córnea que pueden nublar la visión . En algunos casos, esto se puede corregir con cirugía.

El daño a los nervios corneales también puede causar entumecimiento crónico de la córnea, causando ojo seco y, en casos avanzados, predispone a erosiones o úlceras corneales relacionadas con el ojo seco.

En estos casos, las gotas lubricantes, los tapones lagrimales y algunas veces la cirugía de párpados pueden ayudar a proteger la córnea.

¿Es posible prevenir las infecciones por herpes en los ojos?

No hay ninguna vacuna contra el VHS hasta el momento, pero hay una contra la varicela para bebés y niños pequeños.

Para los adultos mayores de 60 años de edad, la vacuna contra la culebrilla (zóster) puede reducir la frecuencia y la gravedad de las recurrencias oculares causadas por el virus varicela-zóster.

Más informaciones importantes

Te recomiendo que veas también:

Bien, esto ha sido todo por hoy. Espero que estas informaciones sobre el tratamiento para el herpes ocular te sean de bastante utilidad.

Déjame tus comentarios o preguntas relacionadas más abajo, te responderé a la brevedad.

¿Te gustó este contenido? Ayúdame a divulgarlo:

Entradas Relacionadas